Alertan por efectos de tormenta solar en la Tierra | lagranepoca.com

Alertan por efectos de tormenta solar en la Tierra

La Nasa publicó fotos del Sol lanzando una llamarada tipo X2.2 la tarde del 15 de febrero, la mayor desde 2006 y 2004. Entre los primeros afectados en la Tierra fueron las radios onda corta de China
Por Anastasia Gubin - La Gran Época
Jue, 17 Feb 2011 06:18 +0000
Archivo de Internet

Una poderosa tormenta solar, las más grande según algunos científicos desde el 2004 y otros desde el 2006, alertada por la NASA, el observatorio British Geological Surveyy y el Instituto de Física Lébedev, está provocando cortes de radio y la llegada de las primeras ondas boreales propias del fenómeno.

Entre los primeros en reportar problemas de comunicación, fue el comunicado meteorológico de Beijing, quien informó que la tormenta afectó este miércoles a las radios onda corta de China y que estos fenómenos podrán repetirse en los próximos días.

A su vez la NASA anunció previamente la llegada de los primeros efectos en la Tierra para el día de ayer miércoles y el Instituto Físico ruso “Lebedev” quien la definió, según la agencia Rianovosti, como la más grande tormenta solar desde el año 2004, anunció efectos para este viernes. Por su parte también el Instituto británico “British Geological Survey alertó la llegada al planeta de los correspondientes problemas geomagnéticos que afectan las ondas de radio y satélites.

El observatorio norteamericano definió la actividad solar como un fenómeno de “San Valentín” señalando el 15 de febrero: “ parece ser que un nuevo ciclo solar está comenzando. El sol emitió el 14 de febrero a las 8.56 EST sus primeros flash de luz no vistos en 4 años”. Posteriormente anunciaron la explosión solar.

La zona activa del Sol 1158 soltó una llamarada tipo X2.2 la tarde del 15 de febrero, el mayor brote desde diciembre de 2006 y la mayor erupción vista en el período del ciclo solar de 24 años, con una longitud de onda ultravioleta de 193 Angstroms, informó Susan Hendrix del “Goddard Space Flight Center” de acuerdo a informaciones del Observatorio “Solar Dynamics Observatory" de NASA.

Para los científicos los brillos clase X del Sol son los más potentes y pueden provocar apagones de radio y tormentas de radiación de larga duración. Las llamaradas tipo X que se registraron en el Sol vienen junto con brotes tipo M y varias llamaradas clase C. Los primeros brotes de la tormenta viajan a una velocidad de 900 kilómetros por segundo llegando a la Tierra el 16 de febrero a las 10 PM EST, según la NASA.

De otro lado, el Instituto de Física Lébedev en Rusia, explica en su nota, que la tormenta se produjo casi en el centro del disco Solar, frente a la Tierra y fue acompañada de importante emisión de plasma registrado por varios instrumentos por lo que habrá de consecuencias geomagnéticas inevitables. Según el Instituto es la más grande desde el año 2004, informa la agencia Rianovosti.

“Si el frente de plasma sigue avanzando hacia el planeta a la velocidad de ahora – 410 kilómetros por segundo, según datos del satélite stéreo – alcanzará la órbita el viernes a más tardar. Dará origen a una tormenta magnética moderada (Kp=6) cuya duración será de 10 y 24 horas”, indica el comunicado.

La tormentas solares se clasifican según su intensidad en A, B, C, M y X de menor a mayor grado. Desde el año 2000 agrega la agencia, se produjeron 12 tormentas capaces de obstruir comunicaciones. La última de ellas en 2005.

Por su parte el Instituto británico “British Geological Survey" informó que la tormenta es la más grande desde el 13 diciembre de 2006. El Sol liberó  nubes de plasma cargadas de masa coronal en dirección a la Tierra. Emitió rayos X2,2 a las 1.56 del 15 de febrero, señala el Observatorio, y agrega, que el día de San Valentín se iniciaron a visualizar las primeras auroras boreales.

Según el Director del Instituto de Magnetismo Terrestre (IZMIRAN), Vladimir Kuznetsov, quien explicó en el 2010 en la revista de ciencia 'Mecánica y Técnica', de la las posibles consecuencias de las tormentas solares,  estas son las fallas de los satélites y de la potencia de radio, como también el riesgo de radiación para las tripulaciones y pasajeros de los aviones. Un fenómeno que se repite en períodos solares de 11 años.

"Durante las erupciones solares, el nivel de rayos X y la radiación ultravioleta del sol está saliendo. La atmósfera absorbe esta radiación, calentándose e 'hincha' a una altura de varios cientos de kilómetros la densidad del gas. Esto conduce a la inhibición de los satélites en órbitas bajas, hasta el hecho de que se pueden perder. El caso más famoso de este tipo fue el Skylab en 1979, Estados Unidos", explicó el científico.

“Durante los brotes, el Sol no se limita al radio, la radiación ultravioleta, llamaradas y altos flujos de partículas cargadas que llegan a la Tierra horas después. Hay también un impacto en los satélites en órbitas más altas (más de 1000 km), provocando un mal funcionamiento de los detectores de ruido y la degradación de la electrónica. En latitudes altas, de alta energía de partículas cargadas pueden llegar a la ionosfera, causando ionización adicional y una violación de la Radio."

Los brotes son también acompañados por las eyecciones de masa coronal. Es un plasma con nubes de campo magnético . La interacción de estas nubes con la magnetosfera de la Tierra provoca perturbaciones anormales, la tormenta magnética. 

Según Kusnetzov en marzo de 1989 una tormenta magnética con corrientes inducidas dio lugar a una sobrecarga eléctrica en la provincia canadiense de Quebec, lo que hizo disparar los dispositivos de protección, dejando transformadores quemados y un corte de suministro eléctrico durante nueve horas. Los daños ascendieron a unos US $ 2 mil millones. Sin embargo el científico agrega que entre 37.000 de estos fenómenos que ocurren frecuentemente solo unos 12 han sido de peligro.

Para explicar este fenómeno, la NASA relata la Tormenta Solar de 1859. “El 28 de agosto los observadores se percataron del desarrollo de numerosas manchas solares en la superficie del sol. Las manchas solares son regiones localizadas con campos magnéticos extremadamente intensos. Esas manchas se entrecruzan y en el campo magnético resultante pueden generar una liberación de energía repentina y violenta denominada llamarada solar. Desde el 28 de agosto al 2 de septiembre, diversas llamaradas solares fueron observadas. Entonces, el 1 de septiembre, el Sol liberó una descomunal llamarada solar. Durante casi un minuto la cantidad de luz solar se duplicó en esa región. Explica la NASA.

“Con la llamarada vino la liberación de una nube de plasma cargada magnéticamente y denominada eyección de masa coronal”, agrega el comunicado. “No todas las eyecciones de masa coronal se dirigen hacia la Tierra. Tardan normalmente 3 a 4 días en llegar aquí. Esta tardó 17 horas y 40 minutos”

En pocas horas los cables de telégrafos se cortaron espontáneamente y fenómenos solares se observaron desde el polo Norte hasta incluso Roma, La Habana y Hawaii y también en el Polo sur.

 

 

La Gran Época se publica en 35 países y en 21 idiomas.
Síguenos en Facebook, Twitter o Google +

Más sobre

comments powered by Disqus