Caminando entre los etruscos | lagranepoca.com

Caminando entre los etruscos

Debido a que sus orígenes fueron un enigma, y sólo se han conocido por su cultura funeraria, su riqueza fue ignorada durante mucho tiempo
Por Michal Bleibtreu Neeman - La Gran Época
Mar, 21 Ene 2014 19:08 +0000
Una urna de comienzos del siglo IV a. C. (Museo Nacional de Arqueología de Flore
Una urna de comienzos del siglo IV a. C. (Museo Nacional de Arqueología de Florencia)
Placa de la pared arquitectónica decorada en alto relieve, 550-530 a.C. Terracota dorada. (Museo Nacional Etrusco Rocca Albornoz
Casco con cresta de la primera mitad del siglo VIII a.C. Bronce laminado. (Museo Nacional de Arqueología de Florencia)
Placa de la pared arquitectónica decorada en alto relieve, 550-530 a.C. Terracota dorada. (Museo Nacional Etrusco Rocca Albornoz

Más información

Mientras excavaban una gruta, arqueólogos descubrieron escalinatas sobre una base que se va ensanchando hacia las profundidades
Una pareja aprecia una de las obras alojadas en el Instituto de Arte de Detroit,
La polémica idea encuentra gran resistencia, pero la ciudad ya pidió a la casa de subastas Christie’s que tase algunas piezas de Renoir, Brueghel y van Gogh, entre otras

Actualmente desaparecidos, los etruscos dejaron un legado cultural que influyó en la antigua Roma. El pueblo etrusco, integrado por mercaderes y comerciantes, se estableció en una tierra fértil, rica en recursos; no establecieron su poder por la fuerza, sino a través de medios sociales y económicos.

En una nueva exposición, el Musée Maillol (Museo Maillol) de París presenta la vida cotidiana de los etruscos, que nos revela una civilización cosmopolita y de gran riqueza cultural en la cual las mujeres desempeñaban un papel tan importante como el de los hombres, lo que es una excepción entre las civilizaciones antiguas.

Debido a que sus orígenes fueron un enigma, y sólo se ha conocido por su cultura funeraria, la riqueza de la cultura etrusca fue ignorada durante mucho tiempo, sin embargo, las excavaciones arqueológicas de las últimas décadas revelan nuevos aspectos sorprendentes acerca de estas misteriosas personas procedentes de Oriente Medio.

El Museo Maillol rastrea la historia de los etruscos desde su asentamiento en la península italiana en el siglo IX a. C., a través de 250 objetos procedentes de museos e instituciones europeas, en particular aquellos provenientes de Italia.

Etruria, un Centro Comercial

La civilización etrusca se abrió muy tempranamente al intercambio comercial y cultural, y sus aldeas se agruparon en ciudades. En el siglo VI a. C., los etruscos siguieron el modelo griego y establecieron ciudades-estado, así como una federación de 12 naciones.

Sin embargo, cada nación mantuvo su singularidad que fue reconocida en la creación de diferentes formas de arte: esculturas de piedra de Vulci, terracota del templo de Orvieto, y pinturas en las cuevas de Tarquinia. Este espíritu separatista sin duda contribuyó a su destino común: su caída y sustitución por parte de los romanos.

Los etruscos dejaron una herencia cultural que influyó en la antigua Roma.

El hecho de que los etruscos se asentaran en la costa mediterránea trajo como resultado las importaciones de dos formas de arte y de los mejores artesanos de la época, procedentes de Grecia y del oriente mediterráneo. El arte etrusco se benefició de estas influencias en su producción de estatuas de arcilla y cerámicas.

Objetos preciosos

Entre los favoritos de los etruscos estaban las cerámicas griegas, las importaban en grandes cantidades que utilizaron para decorar casas, así como tumbas. Entre estas, las cerámicas áticas eran generalmente negras y brillantes, adornadas con figuras rojas, o viceversa. Describían escenas eróticas o mitológicas, y estaban firmadas por los mejores pintores contemporáneos, que constituían, indudablemente, las colecciones más impresionantes. Las cerámicas áticas se utilizan para servir la comida y la bebida en simposios que culminaban con banquetes.

La joyería fina de oro y plata que pertenecía a los etruscos aristócratas como hebillas, pendientes, broches y collares con incrustaciones de piedras y ámbar, también son una fiesta para los ojos. La ornamentación era a menudo un signo de poder y prosperidad.

Escritura

Inspiradas en el alfabeto griego las primeras inscripciones están fechadas 700 a. C., utilizadas en el mundo aristocrático, describían la propiedad de los bienes, por lo tanto, al tener acceso a la escritura, las mujeres, podían firmar los títulos de propiedad. Con el desarrollo urbano y la construcción de templos, se podían encontrar entre las ruinas etruscas, inscripciones sagradas y libros de texto sobre adivinación.

Aunque el alfabeto etrusco ha sido descifrado, la sintaxis sigue siendo un enigma. En 1964, las hojas de oro encontradas en las excavaciones arqueológicas en los templos de Pyrgi, abrieron la esperanza de por fin resolver el misterio. Una de las hojas fue inscripta en fenicio, pero para decepción de los investigadores, los textos no eran idénticos.

Vivienda para los vivos y los muertos

Los primeros etruscos vivieron en la península italiana en cabañas de madera con una cubierta de tierra. Sabemos esto por las urnas cinerarias del siglo VIII a. C. Estas ilustraciones muestran su gusto por la decoración, con techos cubiertos de adornos, y paredes pintadas.

En el siglo VII a. C., hicieron su aparición las catedrales etruscas, caracterizadas por sus bases de ladrillo, techos de teja, y para los ricos, estatuillas de terracota decoradas con colores vivos y frescos de arcilla, o placas de terracota que describían las vidas de los nobles.

Con los inicios del urbanismo los edificios públicos también fueron construidos con mucha decoración. En efecto, los templos de los siglos VI y V a.C. exhiben las decoraciones más extraordinarias - antefijas con forma de cabezas femeninas, sátiros liderados por Sileno, así como magníficos altos relieves.

El arte suntuoso y las joyas encontradas en las tumbas reflejan la forma de vida etrusca. Magníficos frescos, estatuas, vajillas y muebles usados ​​para banquetes al aire libre, todos dan testimonio de una sociedad dinámica y abierta. 

Visete en.museemaillol.com

La Gran Época se publica en 35 países y en 21 idiomas.
Síguenos en Facebook, Twitter o Google +

Más sobre

comments powered by Disqus