Plantas de jardín pre tratadas con pesticidas matan a las abejas | lagranepoca.com

Plantas de jardín pre tratadas con pesticidas matan a las abejas

Flores y hortalizas de los minoristas están siendo tratadas con productos Bayer o Syngenta antes de su comercialización
Por Anastasia Gubin - La Gran Época
Lun, 23 Sep 2013 18:45 +0000
Plantas engañan a las abejas con sus pesticidas. (Mark Wilson/Getty Images)
Plantas engañan a las abejas con sus pesticidas. (Mark Wilson/Getty Images)
Plantas de jardín son pretratadas con plaguicidas que causan su muerte  o pérdida de funciones básicas ( Pesticide Research)
Plantas de jardín son pretratadas con plaguicidas que causan su muerte o pérdida de funciones básicas ( Pesticide Research)

Más información

Enjambre de abejas en Alemania. (Sean Gallup/Getty Images)
La Comisión Europea será la que deberá aplicar la normativa que regiría por 2 años a contar del 1 de diciembre 2013
Injerto evitaría el uso de peligrosos químicos para combatir las plagas. (NTD)
Una técnica revolucionaria propone mejorar las verduras desde las raíces

Un estudio realizado por el grupo Amigos de la Tierra y el Instituto de Investigación de Pesticidas, de Estados Unidos, encontró que las hortalizas y plantas de jardín que los minoristas venden contienen nicotenoides que son tóxicos para las abejas, causando su muerte, junto a la de todos los demás polinizadores.

Las abejas no pueden esperar tanto tiempo, y tampoco nosotros podemos”, destacó Amigos de la Tierra proponiendo frenar la compra y venta de plantas pretratadas con estos productos.

Los investigadores encontraron concentraciones de 11 a 1500 microgramos por kilógramo de material vegetal en el 54 por ciento de las muestras.

Altas concentraciones de neocotinoides pueden causar la muerte de las abejas, sin embargo a menores concentraciones los efectos van desde problemas en el vuelo,  fertilidad  al deterioro de sus funciones inmunes, con la consiguiente pérdida de vida prematura.

“Las abejas y otros polinizadores son esenciales para las dos terceras partes de los cultivos de alimentos humanos que se comen todos los días. Se encuentran en gran peligro, y las poblaciones están disminuyendo en todo el mundo”, destacó Amigos de la Tierra.

Según la organización la presencia de estos neocotinoides en las plantas de jardín fundamentalmente se relacionan con los plaguicidas más utilizados, aquellos de Bayer y Syngenta, los que serían “un factor clave en la últimas extinciones globales”.

Lo que destaca ahora la organización es que normalmente se suele culpar a los plaguicidas usados en la agricultura, pero no son solo aquellos los responsables, sino también los plaguicidas usados en las plantas de jardín, por lo que realizaron una campaña en que piden al público firmar una carta dirigida a los minoristas y otra a la EPA y el Congreso de Estados Unidos.

En muchos de los casos analizados las plantas de jardín fueron pre-tratadas con plaguicidas químicos tóxicos por años sin ninguna regulación. Como solución aternativa existen productos naturales que alejan efectivamente a las plagas que pueden afectarlas sin causar daños a los polinizadores.

“La Unión Europea estableció la suspensión de la utilización de tres plaguicidas Neonic a finales de este año, después de una revisión científica de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria la cual consideró que los neonicotinoides plantean un riesgo inaceptablemente alto para las abejas”, destacó Amigos de la Tierra, sin embargo en Estados Unidos, y en otros países, estos productos se siguen vendiendo.

En el Reino Unido minoristas de plantas de jardín como Homebase, B & Q y Wickes, ya dejaron de vender productos tratados con neonics. 

“Desafortunadamente, a pesar de la creciente evidencia de la vinculación neonics a la disminución de abejas, y más de un millón de comentarios públicos instando protecciones veloces para las abejas, la Agencia de Protección del Ambiente (EPA), retrasó la acción ( de frenar la comercialización ) hasta 2018”, lamentó Amigos de la Tierra.

Las abejas no pueden esperar tanto tiempo”, insiste la organización. 

 

La Gran Época se publica en 35 países y en 21 idiomas.
Síguenos en Facebook, Twitter o Google +

comments powered by Disqus