¿Qué es un Déjà Vu y por qué sucede? | lagranepoca.com

¿Qué es un Déjà Vu y por qué sucede?

A pesar de que todos lo hemos experimentado alguna vez, la ciencia todavía no consigue explicarlo completamente
Por Amy Reichelt - La Gran Época
Lun, 22 Abr 2013 06:04 +0000
Deja Vu, pelicula presentada en Hamburgo, Alemania. (Alexander Hassenstein/Getty
Deja Vu, pelicula presentada en Hamburgo, Alemania. (Alexander Hassenstein/Getty Images)

¿Alguna vez ha experimentado una repentina sensación de familiaridad al estar en un lugar completamente nuevo? ¿O la sensación de que ya ha tenido exactamente la misma conversación con alguien antes?.

Esta sensación de familiaridad es, por supuesto, conocida como déjà vu (un término francés que significa “ya visto”) y se estima que se produce ocasionalmente en un 60% u 80% de las personas. Es una experiencia que casi siempre es fugaz y que se produce de forma aleatoria.
Entonces, ¿qué provoca esos sentimientos de familiaridad?.

A pesar de ser ampliamente conocido en la cultura popular, las experiencias de déjà vu son poco entendidas en términos científicos. Un déjà vu ocurre brevemente, sin previo aviso y no tiene otras manifestaciones físicas aparte del anuncio: “¡Acabo de tener un déjà vu!”.

Muchos investigadores proponen que el fenómeno es una experiencia basada en la memoria y asumen que los centros de memoria del cerebro son responsables de ello.

Sistemas de memoria

Los lóbulos temporales intermedios son vitales para la retención a largo plazo de recuerdos de hechos y acontecimientos. Ciertas regiones de los lóbulos temporales intermedios son importantes en la detección de familiaridad o reconocimiento, en oposición a la recolección detallada de eventos específicos.

Se ha propuesto que la detección de la familiaridad depende de la función de la corteza rinal, mientras que el recuerdo detallado está relacionado con el hipocampo.

La aleatoriedad de experiencias déjà vu en individuos sanos hace que sea difícil de estudiar de manera empírica. Cualquier investigación depende de lo que informan las personas involucradas.

Fallos en la Matrix

Un conjunto de pacientes con epilepsia experimentan déjà vus de manera consistente al inicio de un ataque, es decir, cuando se inician las convulsiones en el lóbulo temporal intermedio. Esto ha dado a los investigadores una manera más controlada de estudiar experimentalmente el déjà vu.

Las crisis epilépticas son suscitadas por alteraciones en la actividad eléctrica de las neuronas, dentro de las regiones centrales del cerebro. Esta actividad neuronal disfuncional puede extenderse por todo el cerebro, como las ondas de choque generadas por un terremoto. Las regiones del cerebro en las que puede ocurrir esta activación eléctrica incluyen los lóbulos temporales intermedios.

Antes del evento epiléptico, las perturbaciones eléctricas de este sistema neuronal generan un aura (una advertencia del tipo) de un déjà vu.

Mediante la medición de las descargas neuronales en el cerebro de estos pacientes, los científicos han podido identificar las regiones del cerebro donde comienzan las señales de un déjà vu.

Se ha encontrado que el déjà vu es más fácilmente inducido en pacientes con epilepsia a través de la estimulación eléctrica de la corteza rinal, en oposición al hipocampo. Estas observaciones llevaron a la especulación de que el déjà vu es causado por una descarga eléctrica disfuncional en el cerebro.

Estas descargas neuronales pueden producirse de una manera no patológica en personas sin epilepsia. Un ejemplo de esto es el tirón hipnagógico, un tic involuntario que puede ocurrir cuando uno se está quedando dormido.

Se ha sugerido que el déjà vu podría ser provocado por una descarga neurológica similar, dando como resultado una extraña sensación de familiaridad.

Algunos investigadores sostienen que el tipo de déjà vu experimentado por los pacientes de epilepsia del lóbulo temporal es diferente de un típico déjà vu.

El déjà vu experimentado antes de un ataque epiléptico puede ser duradero, más que el sentimiento fugaz experimentado por aquellos que no tienen crisis epilépticas. En las personas sin epilepsia, el reconocimiento intenso combinado con el conocimiento de que el entorno es realmente una novedad intrínseca, sustenta la experiencia del déjà vu.


Desajustes y cortocircuitos

Un déjà vu en participantes sanos se registra como un error de memoria que podría exponer la naturaleza del sistema de memoria. Algunos investigadores especulan que el déjà vu se produce debido a una discrepancia en los sistemas de memoria, que conducen a la generación inadecuada de una memoria detallada de una nueva experiencia sensorial.

Es decir, la información se salta la memoriade corto plazo y en cambio llega a la memoria de largo plazo.

Esto implica que un déjà vu es evocado por un desajuste entre la entrada sensorial y la salida de una memoria a recordar. Esto explica por qué una nueva experiencia puede sentirse familiar, pero no tan tangible como un recuerdo completamente recuperado.

Otras teorías sugieren que la activación del sistema neural rinal, implicado en la detección de la familiaridad, se produce sin la activación del sistema de recolección en el hipocampo. Esto conduce a la sensación de reconocimiento sin detalles específicos.

En relación con esta teoría, se propuso que el déjà vu es una reacción del sistema de memoria del cerebro ante una experiencia familiar. Se sabe que esta experiencia es novedosa y que tiene muchos elementos reconocibles, aunque en una configuración ligeramente diferente. ¿Un ejemplo? Estar en un bar o en un restaurante en un país extranjero que tiene el mismo diseño que el que usted va con regularidad en casa.

Existen más teorías sobre la causa de déjà vu y abarcan desde lo paranormal, vidas pasadas, abducción extraterrestre y sueños precognitivos, a recuerdos formados a partir de experiencias que no son de primera mano (como escenas de películas).

Hasta el momento no hay una explicación simple de por qué se produce un déjà vu, pero los avances en las técnicas de neuroimagen pueden ayudar a nuestra comprensión de la memoria y los trucos que la mente pareciera jugar con nosotros.

La Gran Época se publica en 35 países y en 21 idiomas.
Síguenos en Facebook, Twitter o Google +

Más sobre

comments powered by Disqus