China encabeza una lista de 10 países que interceptan comunicaciones por telefonía móvil | lagranepoca.com

China encabeza una lista de 10 países que interceptan comunicaciones por telefonía móvil

Se trata de países no democráticos, que temen al poder de las comunicaciones y la información sin censura
Por Jack Phillips - La Gran Época
Mar, 18 Dec 2012 23:37 +0000
Un oficial del personal del metro de Beijing habla con su celular. (Liu Jin/AFP/Getty Images)
Tropas de Bielorrusia muestran sus habilidades a la visita de periodistas en Minsk. (Vikor Dracrev/AFP/Getty Images)
Una mujer siria habla con su teléfono celular. (Joseph Eid/AFP/Getty Images)
Una mujer iraní chequea su teléfono móvil delante del retrato de Ayatollah Ali Khamenei.  (Behrouz Mehri/AFP/Getty Images)
Un agente de policía intenta impedir que un periodista extranjero tome fotos. (Ian Timberlake/AFP/Getty Images)
Un policía Uzbek camina delante de un afiche gigante del presidente Islam Karimov en 2007. (Maxim Marmur/AFP/Getty Images)
El presidente Gurbanguly Berdymukhamedov de Turkmenistán examina la guardia de honor. (Karen Minasyan/AFP/Getty Images)
Un cubano habla por teléfono al lado de una puerta con un graffiti en La Habana, el 19 de Julio de 2010. (STR/AFP/Getty Images)
Tropas de Bielorrusia muestran sus habilidades a la visita de periodistas en Minsk. (Vikor Dracrev/AFP/Getty Images)

Más información

Ejemplar de la versión rusa de La Gran Época.
“Hemos estado bajo vigilancia desde hace tiempo, pero desde la distancia. En los últimos días nos siguen sin disimulo”, afirma un responsable del periódico
Familia de Zhong
Se trata de un practicante de Falun Gong (disciplina perseguida por el régimen chino). Fue secuestrado por oficiales en un viaje de tres días a China y corre peligro de ser torturado

China 

No es ninguna sorpresa que China sea el primer país de la lista. El régimen chino es tristemente célebre por la censura que impone a través de su Gran Cortafuegos, que bloquea una serie de términos considerados sensibles para el régimen, en motores de búsqueda, sitios de redes sociales y otros sitios Web. En particular, los términos se refieren al Tíbet, la disciplina perseguida Falun Gong y la masacre de Tiananmen de 1989.

Tampoco sorprende que con mas de 1.3 mil millones de personas, China opere el sistema más grande de monitoreo y censura de Internet alrededor del mundo. El régimen también implementa un sistema de vigilancia en su gigante mercado de teléfonos móviles.

Freedom House describe el mercado de celulares de China como “el más fuertemente regulado y controlado” en la Tierra, con más de 672 millones de suscriptores de los servicios móviles de China completamente estatales, 212 millones de suscriptores de Unicom China también estatal, y 138 millones de suscriptores de la estatal Telecom.

Debido a la serie de auto inmolaciones llevadas a cabo por los tibetanos, las autoridades chinas han recurrido a cortar las telecomunicaciones en las zonas tibetanas, según Reporteros Sin Fronteras.

Bielorrusia 

Bielorrusia, frecuentemente descripta como la “última dictadura de Europa” debido al brazo de hierro con que el presidente Alexander Lukashenko maneja el país, declaró ilegal monitorear y filtrar las redes de telecomunicaciones.

Pero de todos modos las autoridades de Bielorrusia lo hacen. Bajo el auspicio de proteger la “seguridad nacional”, en 2001 Lukashenko firmó un decreto para incluir a Internet como una amenaza potencial, lo que significa que las autoridades pueden monitorear libremente lo que sus ciudadanos están haciendo o buscando en línea, de acuerdo a OpenNET Initiative (ONI).

Freedom House apunta que los “mensajes de texto” y las llamadas de voz de activistas de la oposición son monitoreados rutinariamente en Bielorrusia.

“El control sobre Internet es centralizado con la estatal Beltelecom manejando el portal de Internet del país”, dijo ONI, al describir las regulaciones de Internet en Bielorrusia como “pesadas, con mucho involucramiento del Estado”.

Siria 

En los últimos 20 meses, la situación en Siria ha ido de mal en peor, degradándose a una guerra civil entre varias facciones de rebeldes y el régimen del presidente Bashar al-Assad.

Un gran número de activistas ha sido arrestado por sistemas de rastreos GSM, que hacen blancos de los teléfonos móviles y son usados por las agencias de inteligencia de Siria. Los dos únicos proveedores de servicios móviles de Siria, como la estatal Syria Tel, ahora han bloqueado términos sensibles enviados a través de SMS. Aquellas palabras incluyen “demostración” y “revolución”, de acuerdo con Freedom House.

El régimen también utiliza tecnología Blue Coat para filtrar Internet en aparatos móviles y también en líneas fijas ISPs.

Muchos activistas sirios y los rebeldes han utilizado dispositivos móviles para capturar vídeos, que después se cargan en YouTube y otros sitios Web.

Las autoridades sirias frecuentemente suspenden los canales de telecomunicaciones, incluyendo Internet y el servicio de telefonía celular durante cortos períodos de tiempo para evitar la difusión de información que podría llevar a más protestas.

Tanto Siria como Irán, su principal aliado, usaron “interrupción del ordenador y la red, monitoreo y seguimiento para aplastar a la oposición y cometer “violaciones graves de los derechos humanos”, dice una resolución emitida por la Casa Blanca en abril.

Irán 

La República Islámica con frecuencia aparece como uno de los países más herméticos del mundo, con una atmósfera que fomenta la autocensura y desalienta la disidencia. La Internet es muy vigilada y es objeto de una filtración extensa, sofisticada.

Blogueros, activistas de derechos humanos y periodistas, son objetivos frecuentes de las fuerzas de seguridad y son sometidos a tortura y tratos inhumanos. Este mes la familia del bloguero Sattar Beheshti informó que él fue asesinado durante su detención, con notables signos y testigos de que fue torturado. Beheshti fue detenido después de publicar un punto de vista crítico de la situación de derechos humanos de Irán.

Un informe de Reuters en marzo encontró que el gigante de las telecomunicaciones, el chino ZTE, le vendió un muy sofisticado sistema de seguimiento a la estatal Telecommunication Co. de Irán, que supervisa el teléfono fijo, móvil e Internet. La agencia de noticias citó fuentes sin nombre que trabajaron en el proyecto, diciendo que el sistema puede supervisar voz, mensajes de texto, de voz e Internet.

Los activistas de derechos humanos descubrieron numerosas ocasiones donde la República Islámica rastreó activistas iraníes, monitoreando sus llamadas y actividades de Internet.  

Vietnam

Con la expansión de Internet en Vietnam, el gobierno comunista ha incrementado sus esfuerzos para filtrar contenidos a través de soluciones legales y regulatorias. El régimen usualmente clasifica el material que es considerado como amenazante para el Estado, el mismo régimen o la seguridad nacional.

Los oficiales vietnamitas “escuchan conversaciones e interceptan llamadas de aquellos que están en sus listas negras”; sus objetivos incluyen  activistas de renombre y miembros de organizaciones famosas y marcadas por el régimen, según Freedom House. 

Los funcionarios “a veces desconectan el servicio de telefonía móvil de aquellos que están activamente involucrados en actividades que son juzgadas ‘reaccionarias,’”, explica la organización.

En septiembre, el Primer Ministro Nquyen Tan Dung amenazó públicamente que los blogueros que publican contenido crítico hacia el gobierno serán "castigados seriamente". Algunos bloggers publicaron una serie de escándalos de miembros del Partido Comunista. Mientras tanto, activistas de la libertad de expresión fueron descriptos como “terroristas” por el gobierno vietnamita. Unos 24 periodistas y blogueros están actualmente detenidos en Vietnam, de acuerdo a Reporteros Sin Fronteras.

Uzbekistán

Uzbekistán, ubicado en Asia Central, es uno de los países más censurador del mundo, pero su gobierno niega que tal práctica se lleve a cabo.

Por medio de mecanismos sofisticados control de Internet se rumorea que el gobierno puede acceder a información de cualquier PSI sobre su usuario, incluyendo nombre, dirección residencial, historia de registros, y otros datos, obligando a muchos uzbeks a usar servidores Proxy y cibercafé anónimos para acceder a la Web. Muchos sitios Web de noticias de la oposición y otros portales han sido prohibidos completamente.

Freedom House dijo que se “entiende que el gobierno también puede fácilmente solicitar cualquier información de operadores de telefonía móvil sobre un suscriptor (nombre, dirección, registro de llamadas, y contenidos Servicios de Mensajes Cortos –SMS), aunque no haya cometido ningún delito”.

Islam Karimov, el autoritario presidente de Uzbekistán, también ha buscado “la filtración penetrante” del tipo que se encuentra en China e Irán, dijo OpenNet.

En 2004, a partir de una serie de ataques en la capital Tashkent, la cual se dijo fueron llevados a cabo por militantes islamistas, surgió una represión cada vez mas drástica sobre la sociedad Uzbek, que abarca todas las formas y canales de la disidencia, incluido Internet”, dijo OpenNet.

Etiopía

La lucha de Etiopía con la censura y vigilancia en línea se destacó a comienzos de este año cuando encarceló a dos periodistas suecos durante 14 meses, antes de que fueran liberados en septiembre, por estar cubriendo la situación de derechos humanos en la región Ogaden.

El acceso a Internet es escaso; menos de 400.000 personas tienen acceso desde 2009 y muchos blogueros creen que sus comunicaciones están siendo monitoreadas. Los cybercafé se han convertido en un pilar en el país, pero algunos fueron cerrados por ofrecer servicios de voz como Skype.

Skype y Tor están prohibidos en el país y el gobierno ha impuesto severas penas de cárcel para los infractores. Los usuarios pueden ser condenados hasta por 15 años por usar Skype y programas similares.

A pesar de las garantías constitucionales de libertad de prensa y acceso a la información, el gobierno etiope controla estrictamente Internet y los medios en línea.

Corea del Norte

No es noticia que Corea del Norte también tiene el control más estrecho sobre Internet y los medios, con sus residentes obligados a contrabandear información y noticias dentro y fuera del país por medio de su frontera norte con China.

Lo más sorprendente es que más y más coreanos han estado adquiriendo teléfonos celulares en años recientes, con más de 1 millón de suscriptores en el aislado país, de acuerdo a un reporte en julio del Wall Street Journal.

Se ha producido un auge en el contrabando ilegal de teléfonos móviles en el país en los últimos años, pero el líder Kim Jong Il lanzó “una campaña sin precedentes” (interinstitucional) para reprimir la comunicación a través de los aparatos, reportó Radio Free Asia en octubre. La mayoría de los teléfonos son contrabandeados a través de China.

Una fuente en el área informó a la cadena de televisión que una vez que se detecta una señal, los investigadores son despachados “inmediatamente” a la zona para encontrar al culpable. La medida está dirigida a la reducción de llamadas telefónicas internacionales y al uso de Internet.

Cuba

Cuba, que ha sido llamado el país más censurado en el Hemisferio Occidental, levantó su prohibición a celulares junto con otros bienes de consumo en marzo de 2008.

En 2011 “la censura oficial fue codificada en la ley y estrechamente aplicada”, dijo el Comité para Proteger al Periodista, mientras que “el gobierno persiguió a periodistas críticos con arrestos arbitrarios, detenciones a corto plazo, palizas, campañas de difamación, vigilancia y sanciones sociales”.

Un informe reciente dijo que las líneas telefónicas pertenecientes a “Háblalo Sin Miedo” - un grupo de medios alternativos que intenta eludir la censura cubana– fueron bloqueadas por el monopolio de las telecomunicaciones estatales de Cuba, informó Hispanic Business. Las instalaciones de “Háblalo” estaban siendo muy usadas en gran medida por militantes de los derechos cubanos y los periodistas que desean publicar noticias que no están en los medios de comunicación del Estado.

Turkmenistán

Turkmenistan es también uno de los países más restringidos y aislados del mundo, con la Internet solo disponible para una pequeñísima porción de los residentes del país –generalmente de las elites-.

“Tiene la menor tasa de penetración de acceso a Internet y el mayor grado de controles de primera generación”, dijo OpenNet, agregando que “la censura es omnipresente”. Solo hay medios de comunicación estatales operando en Turkmenistan y los periodistas extranjeros son sumamente restringidos de entrar en el país. Durante las recientes elecciones presidenciales que vieron a Gurbanguly Berdymukhanedov llevarse el 97 por ciento de los votos, unos pocos medios extranjeros  informaron sobre ello usando la fecha límite de Ashgabat.

“El gobierno procura establecer el control completo de Internet para evitar cualquier amenaza potencial que el acceso no supervisado pudiera causar al régimen”, con sólo una empresa de Telecom estatal manejando las cosas, dijo OpenNet. En el país hay aproximadamente 10 puntos de acceso público a Internet.

 

 

La Gran Época se publica en 35 países y en 21 idiomas.
Síguenos en Facebook, Twitter o Google +

comments powered by Disqus