Hornos solares portátiles de cartón y aluminio son todo un éxito | lagranepoca.com

Hornos solares portátiles de cartón y aluminio son todo un éxito

Uno de los modelos se asemeja a una flor de loto, en que la olla va sobre una superficie plana recubierta de papel de aluminio, y otras cuatro hojas de cartón
Por Anastasia Gubin - La Gran Época
Lun, 9 Jul 2012 11:07 +0000
Horno solar Copenhagen
Horno solar Copenhagen (solarcooking.wikia.com)
Horno solar Copenhagen sin ensamblar (solarcooking.wikia.com)
Horno solar Copenhagen sin ensamblar (solarcooking.wikia.com)

Más información

Informe de Greenpeace dice que la energía fotovoltaica beneficiará a más de 2.500 millones de personas a futuro y pide al gobierno español no frenar su desarrollo
Solar Impulse busca demostrar que es posible la aviación sin emisiones en un vuelo de 24 hs

Los hornos solares de cartón y aluminio, individuales y portátiles, son de mínimo costo, y según la Organización Rimstar, que difunde algunas exitosas alternativas, “son muy inteligentes, ligeros y muy fáciles de instalar”, por lo que cada vez reúne mas adeptos.

Uno de los modelos que ellos recomiendan es la cocina solar Copenhagen de Sharon Clausson, que se asemeja a una flor de loto, en que la olla va sobre una superficie plana recubierta de papel de aluminio, y otras cuatro hojas de cartón, también cubiertas de aluminio, se regulan con sujetadores de ropa, para que los rayos del Sol se reflejen donde se está cocinando.

Para que el agua en su interior llegue a los 100 grados puede que tenga que esperar más de una hora, pero el costo finalmente es solo la espera y se mantiene el ambiente limpio y es posible que los alimentos pierdan menos vitaminas.

Es una cocina pensada para una sola olla, pero se puede instalar otra más en pocos minutos. Se requiere solo cartón común, un papel de aluminio corriente y pegamento o un cordón para unir.

Las hojas de aluminio recomendadas tienen un tamaño de 36 x 36 centímetros, es decir (14”x14”), y se pegan sobre un cartón, de cualquier tipo maleable.

Además se necesita una cuadrado de aluminio-cartón que sirva de base. Este cuadrado se une a las otras cuatro piezas de dos maneras distintas. Una opción, como se ve en el video, es cocerlas usando una aguja gruesa con un cordón, o simplemente un cordón de zapatos y hacer las perforaciones para pasarlo.

Una segunda manera de unir la base, es hacerla doble, usando pegamento, pero dejando un espacio entre medio, donde irán insertadas las cuatro láminas.

Para regular las láminas en alto se usan los sujetadores de ropa, y se da la forma de flor de loto, según la posición del Sol.

El ángulo usado debe corresponder al Sol en ese momento. Los expertos explican que es importante considerar que el Sol envía rayos paralelos, y estos deben rebotar en las paredes y llegar a la olla. La persona se puede posicionar de espaldas para encontrar el ángulo correcto, (ver imagen de la galería).

La idea es que el rayo solar de la mañana, a la hora de un buen desayuno caliente, de sobre uno de los pétalos de aluminio y se refleje en la olla, de preferencia oscura, que los atrae más.

La cocina a fuego bajo y prolongado es muy usada en los platos tradicionales para preparar las clásicas legumbres y verduras donde no se quiere perder las vitaminas con la sobre-cocción, o los “cocidos” o “estofados”, y un numeroso elenco de alternativas.

No es una cocina para los que solo tienen unos 5 a 10 minutos antes de partir, y seguramente no será muy útil en un día de tormenta pero es una cocina que está ganando cada día más adeptos.

En junio 2012. el club de los cocineros solares de Estados Unidos, fundado por Carl Peters, realizó un festival anual con gran éxito, informa Solar Cooking. El grupo está realizando hornos solares para investigación científica y para dar alternativas en todo tipo de ambientes. 

La Gran Época se publica en 35 países y en 21 idiomas.
Síguenos en Facebook, Twitter o Google +

comments powered by Disqus