Altos mandos debilitan la "Gestapo" china | lagranepoca.com

Altos mandos debilitan la "Gestapo" china

Otro golpe para el organismo que encabeza el temido Zhou Yongkang, cuyo exceso de poder representa una amenaza para el actual liderazgo chino
Por Wen Jun - La Gran Época
Sab, 11 Ago 2012 03:41 +0000
Policías paramilitares chinos en guardia en la Plaza Tiananmen (Brown/AFP/Getty
Policías paramilitares chinos en guardia en la Plaza Tiananmen (Brown/AFP/Getty Images)

Más información

Zhou Yongkang y Wen Jiabao ((Liu Jin/AFP/Getty Images and Feng Li/Getty Images)
Se lo considera responsable por la sustracción de órganos a practicantes de Falun Gong y, según la confesión de un desertor, planeó un golpe de Estado
Instrumentos de cirugía
Expertos consideran que, en realidad, se está intentando encubrir la verdadera dimensión de los crímenes

El poder de Zhou Yongkang se debilitó todavía más con la reciente decisión de altos funcionarios chinos de terminar con la práctica perjudicial que permite que los jefes de policía mantengan, a la vez, el puesto de Secretario del Comité de Asuntos Políticos y Legales conocido como CAPL.

El CAPL es dirigido por Zhou desde el año 2007. Durante este tiempo, el Comité acumuló incluso más poder que el departamento de seguridad interna de China, convirtiéndose esencialmente en una organización parecida a la Gestapo, que opera por encima del orden legal.

Poner fin a esta práctica significa debilitar definitivamente el control de Zhou sobre los guardias armados de la seguridad nacional. El diario de Hong Kong Takungpao.com reportó el pasado 3 de julio, que los puestos dobles ya no están vigentes en 23 provincias, ciudades y municipalidades del país.

Otro diario, el Economist, reportó que de los 30 comités provinciales nombrados este año solamente diez incluyen a un jefe de policía regional en su nómina, lo que supone una disminución de catorce a diez miembros en menos de cinco años. “Este cambio hace que el puesto provincial se vea más como parte del gobierno y el partido central en donde el ministro de seguridad pública, Meng Jianzhu, no es uno de los 24 miembros del Politburó y mucho menos del Comité Permanente”.

El modelo que permite esta duplicidad de funciones comenzó a aplicarse en el año 2003, como parte de un esfuerzo por robustecer políticamente el Buró de Seguridad Pública (fuerza policial doméstica de China), y también como parte de un plan más amplio que apunta a extender la influencia y el poder del CAPL, permitiéndole así obtener un mayor acceso a la fuerza policial. De este modo, ambos poderes unidos estarían en condiciones de transgredir las leyes, y llevar adelante sus actividades políticas y policíacas clandestinas.

La amenaza que representa para el actual liderazgo chino el todo poderoso CAPL, se hizo evidente en febrero último cuando el ex jefe del Buró de Seguridad Pública, Wang Lijun, protagonizara un intento de deserción en el consulado de EE.UU en Beijing que reveló una conspiración de golpe de Estado. Wang reveló que Zhou y el ex jefe del partido en Chongqing, Bo Xilai, habían planeado derribar al que sería el futuro líder del partido, Xi Jinping.

En un reportaje con La Gran Época, Zhou Xiaohui comentó: “Desde entonces, el líder del partido Hu Jintao, el primer ministro Wen Jiabao y Xi Jinping, están tomando una serie de medidas para debilitar al CAPL y el poder que ostenta Zhou”. Y añadió que, “en parte, la razón de la investigación no pública de Zhou, incluye la recuperación del control militar y la limpieza de los que aún son leales a Zhou en el CAPL”.

Diversos reportes en los medios de comunicación chinos relatan historias que revelan un cambio en el equilibrio del poder político en China. 

El 18 de junio pasado, una publicación de la Escuela del Partido del Comité Central del PCCh, el Diario de Estudio, que está actualmente bajo el control de  Xi Jinping, criticó el manejo que ha hecho el CAPL respecto al tema de la estabilidad social en China. El artículo titulado “¿Quién maneja el orden social?” sugiere que históricamente el liderazgo del PCCh en el ámbito social está determinado por el CAPL, y que la actual dirección del Comité de Asuntos Políticos y Legales no es compatible con esta función.

El Diario Legal, un diario oficial del CAPL, publicó el 25 de junio un artículo escrito por el ex vice ministro de justicia, She Mengxiao, en el que menciona  los logros obtenidos en los sistemas legales y democráticos cuando el ex jefe del CAPL, Qiao Shi, ocupaba este cargo.

El artículo cita a otros analistas que piensan que Qiao y Zhou tienen ideas totalmente diferentes acerca del CAPL. En este contexto, muchos ciudadanos de China entienden que este artículo publicado en el diario del mismo CAPL es francamente crítico del Comité de Asuntos Políticos y Legales en funciones.

Peter Mattis, editor de la Fundación Jamestown de China Brief con base en Washington DC, publicó el 29 de junio un artículo en The Diplomat, en el que expresa que “el 18° Congreso del Partido a celebrarse el próximo otoño puede ver a un Zhou descendiendo de su puesto y, asimismo, ver el ascenso de su sucesor (el más probable candidato Meng Jianzhu), en medio de un giro que provoca una reorganización adicional de las carpetas de trabajo en el Comité Permanente”.

Aunque Zhou es uno de los miembros del cuerpo más poderoso de China -el Buró Político del Comité Permanente-, un rumor afirma que perderá el asiento durante el 18° Congreso de Partido y que el comité de nueve miembros se reducirá a siete puestos.

A menos de 2 meses de la celebración del 18° Congreso, el PCCh también intensificó la limpieza del sistema judicial provincial. Por lo tanto, también se debilitará el control que Zhou tiene del CAPL alrededor del sistema judicial.

Finalmente, las medidas apuntan a que durante la reorganización de los comités permanente provinciales, el CAPL y los jefes militares sean excluidos del comité permanente, aunque estas funciones le serán dadas al subsecretario del PCCh, o al vice alcalde de cada ciudad.

El CAPL, según el comentador Zhou Xiaohui, excedió su autoridad y creó dificultades para la gobernabilidad de la nación. Si el actual secretario general del PCCh (Hu Jintao) vuelve a retomar el control para  mantener el orden social, el estatus de Zhou debe ser reducido, por lo menos, al de los 25-30 miembros del Buró Político, el segundo más alto nivel de poder del sistema político en China, señaló Zhou.

Zhou Xiaohui también cree que los recientes acontecimientos políticos en China hacen de la caída de Zhou un hecho concreto, y que Hu Jintao ha tomado, sin duda alguna, el control del 18° Congreso del Partido.

La Gran Época se publica en 35 países y en 21 idiomas.
Síguenos en Facebook, Twitter o Google +

comments powered by Disqus