La batalla entre Vasari y Da Vinci en el Palazzo Vecchio de Florencia | lagranepoca.com

La batalla entre Vasari y Da Vinci en el Palazzo Vecchio de Florencia

Se cree que las dos obras de arte se sobreponen y los restauradores expresan que sería una "aberración" dañar una, solo para confirmar si se encuentra la otra
Por Anastasia Gubin - La Gran Época
Dom, 18 Mar 2012 18:10 +0000
Batalla di Marciano (Comune di Marciano di Chiana)
Salone del Cinquecento- Palazzo Vecchio - Firenze [Florencia]. Se observa en la pared derecha el fresco de Vasari, la Batalla di Marciano (Museo Cívico Fiorentino)
Bataglia di Anghiari - Leonardo Da Vinci ( Palazzo Vecchio)
Salone del Cinquecento-Palazzo Vecchio-Firenze (Florencia) (Museos Civicos Fiorentinos)
Bataglia di Marciano de Giorgio Vasari (Comuna de Marciano Dalla Chiana)
Bataglia di Anghiari - Leonardo Da Vinci ( Palazzo Vecchio)

Más información

El investigador Maurizio Seracini tiene más de 30 años estudiando el misterio del fresco perdido y ahora finalmente da con pigmentos similares a los usados en la Gioconda
Además de legarle al mundo parte de las obras más bellas, el artista florentino dejó historias de su vida cotidiana, humor y perspicacia

Recientes investigaciones proponen que tras el fresco de Giorgio Vasari, La Bataglia di Marciano [Batalla de Marchiano], está el cuadro perdido de Leonardo Da Vinci, la Batalla de Anghiari, en un muro del Palazzo Vecchio de Firenze (Florencia]. Una historia se revela entre estas dos obras del renacimiento.

En el Palazzo della Signoria, más conocido como Palazzo Vecchio, construido a fines del siglo XIII e inicio del XIV se encuentra el Salone del Cinqueciento [Salón de los Quinientos]. En su pared, está la Bataglia di Marciano de Vasari, una obra al estilo de Michelangelo que celebra el triunfo del Gran Duque de Medici.

Era una época de grandes batallas en la historia del ducado de Florencia, y estas tragedias fueron reflejadas en el Arte. 

Marciano della Chiana, el motivo del combate, es una localidad ubicada sobre unas rocas en el Valdichiana (valle de Chiana) en Toscana, donde emerge un gran castillo rodeado de antiguos senderos medievales.

En 1439 fue ocupada por Bernardino della Carda, y en 1554, en las cercanías en Scanagallo, las tropas del Gran Duque de Medici, gobernante de Florencia, combatieron en la histórica Batalla de Marciano para recuperar esta vasta zona rodeada de valles agrícolas.

Según informara esta semana el Departamento de Bienes Culturales de Firenze,  es muy probable que detrás de la obra de Vasari esté la obra perdida de Leonardo Da Vinci, La Batalla di Alghiari.

Se cree que cuando Vasari realizó su obra no quiso destruir la de Leonardo da Vinci, una obra que nunca finalizó por culpa de la pintura mal preparada. En vez de destruirla habría dejado un par de centímetros de espacio y creado otro muro.

Leonardo pintó esta majestuosa obra, donde la pintura no se secó y comenzó a escurrirse. Se instalaron numerosos braseros para dar calor y apurar el secado, sin éxito.

Se cree que de la pintura la Batalla di Aghiari se realizarion varias copias. Una de ellas sería una pintura de Peter Paul Rubens en el Museo del Louvre, París, conocida como La batalla del Estandarte.

Rubens realizó la obra en 1603, basado de un gravado que tenía Lorenzo Zacchia de 1558. Las diferencias son notorias pero se cree que el sentido de furia de la trágica batalla fue captado por el pintor.

Giorgio Vasari, en sus escritos, al referirse a la obra de Da Vinci, explica que en una sala de su estudio asignado entre las habitaciones de Santa Maria Novella de Firenze, Leonardo dibujó en un cartón una escena violenta de choque de caballos y una furiosa batalla de hombres peleando por el estandarte, la que sería luego la obra la Batalla de Anghiari. El maestro dedicó mucho trabajo a la expresión de los rostros.

Leonardo no estaba acostumbrado a la técnica de la pintura al Fresco, que requiere mucha velocidad. Él, en cambio, se daba su tiempo para pensar y luego pintar.

Decidió usar una técnica nueva que requería mucho calor para que la pintura se pegara en la pared, propuesta por Plinio el Viejo, pero resultó un desastre.

Cuando los colores se mesclaron, pues no se alcanzaron a secar totalmente, Leonardo abandonó el proyecto.

A pesar de todo, la obra estaba casi lista, en ella trabajaron casi un año, el maestro con seis ayudantes. Fue en ese tiempo observada y visitada por muchos pintores, entre ellos Rubens. Quedó expuesta por muchos años en el Palazzo Vecchio.

El Salone del Cinquecento donde se encuentran supuestamente unidas ambas obras, es el salón más grande construido para gestiones del Gobierno en Firenze, en su época el ducado de Firenze. Mide 54 metros de largo por 18 de alto. Lo que se ve ahora es su última restructuración, realizada por propio GiorgioVasari entre 1555 y 1572. En ese lugar el Gran Duque de Medici reunía a su corte.

Otra de las obras inacabadas perdidas en el palazzo vecchio, fue la Batalla de Cascina de Miguel Ángel.

Criticas de los restauradores

Después que se dio a conocer que para descubrir la obra de Leonardo habían realizado micro orificios (Ver nota sobre el informe) en la obra de Vasari, los restauradores de arte florentino se revelaron.

“Creo que es una aberración destructiva afectar una obra maestra como el Vasari sólo para satisfacer su curiosidad de saber si se esconde detrás un Leonardo”, exclamó la restauradora Cinzia Pasquali, experta en obras de Leonardo Da Vinci, según el medio Gonews.

“El diagnóstico debe hacerse sin destruir” agregó esta semana la restauradora.

 

Giorgio Vasari 

Giorgio Vasari nació en Arezzo en 1511 pero se desarrolló más que nada en Firenze, donde fundó la Academia de Arte y Diseño, junto con otros artistas.

Se le conoce por sus obras como crítico del arte. Uno de sus famosos libros es la Vida de los más excelentes pintores, escultores y arquitectos y el estudio del arte de Michelangelo y Raffaello.

Como arquitecto realizó la Cúpula de la Madonna de la Humildad y sus trabajos memorables en el Palazzo degli Uffizi, al costado del Palazzo Vecchio.

Las últimas investigaciones informadas por el Departamento de Bienes Culturales de Firenze señalan que es muy probable que detrás de la obra de Vasari esté realmente la obra perdida de Leonardo Da Vinci, La Batalla di Alghiari.

Vasari muere en Firenze en 1574 y no reveló este secreto.

La Gran Época se publica en 35 países y en 21 idiomas.
Síguenos en Facebook, Twitter o Google +

comments powered by Disqus